Arte
|
24 Diciembre 2009

Dibujar a "la princesita" a veces puede ser un poco angustiante, a pesar de que la amo. ella ha existido durante muchos años por lo que cuando se trata de reinventarla para una nueva línea ¡a menudo me pregunto cómo será su nueva vida! cuando empiezo a juguetear un poco, llega el momento en que ella encuentra una nueva luz, una nueva sensación, un nuevo tema, una nueva paleta de colores y antes de darme cuenta, ya es parte de una amplia gama de productos y realmente se convierte en un placer y no en el dolor que yo quizá anticipaba. ¡viva "la princesita"!

Añadir nuevo comentario